Detenida en Cerdanyola, Sant Cugat y Hospitalet una banda que adulteraba y vendía cocaína

diciembre 07 12:47 2015 Print This Article
La cocaina era adulterada antes de ser vendida

La cocaina era adulterada antes de ser vendida

La Policía Nacional ha detenido a los diez presuntos miembros de un grupo organizado que distribuía y adulteraba cocaína en Cerdanyola y Sant Cugat del Vallès y L’Hospitalet de Llobregat, en la provincia de Barcelona.

Según ha informado hoy la Policía Nacional, que ha aprehendido 2,1 kilos de cocaína, sustancias químicas para cortar la droga, 2.800 euros en metálico y una pistola, el máximo responsable del grupo era quien suministraba la cocaína al resto de miembros, que se habían repartido el territorio para aumentar los ingresos.

Según la policía, los integrantes de la banda lo preparaban todo en sus propios domicilios y lo vendían posteriormente a pequeños narcotraficantes locales o directamente a consumidores

Los detenidos son ocho personas de nacionalidad dominicana y dos españoles, cinco de los cuales ya han ingresado en prisión por orden judicial y el resto está en libertad con cargos a la espera de juicio.

La operación policial se inició a finales de 2014, cuando la policía conoció que un grupo de personas estaba distribuyendo cocaína en la comarca del Vallès Occidental.

Las primeras comprobaciones permitieron identificar a un vecino de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) que utilizaba su domicilio como punto de venta a consumidores o a “camellos” de la zona y que contaba con varios colaboradores.


Los investigadores averiguaron que el proveedor del ciudadano dominicano detectado en Cerdanyola era un compatriota suyo residente en Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

Según la policía, éste contaba a su vez con dos colaboradores que adulteraban y manufacturaban la cocaína preparándola para distribuirla a mediana escala en poblaciones de la comarca.

En el registro domiciliario que efectuó la policía, aprehendieron 110 gramos de cocaína, 700 gramos de sustancia de corte, 1 kilo de cafeína, dos básculas de precisión, una prensa y una máquina para envasar al vacío.

A partir de esta información, los agentes pudieron conocer al principal proveedor del grupo organizado, un ciudadano español de origen dominicano que residía en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) con su pareja sentimental y otro individuo.

Considerado el máximo responsable, la policía le encontró en su domicilio precursores y utillaje necesario para adulterar la droga y disponerla para su distribución.

Sus clientes, aparte del resto de miembros del grupo desarticulado, eran narcotraficantes a mediana escala a nivel provincial.

En su vivienda, la policía intervino un gato hidráulico para prensar, una envasadora al vacío, precursores, dos básculas de precisión, seis teléfonos móviles, una pistola semiautomática del calibre 9 milímetros y 1,7 kilos de cocaína.

La policía ha informado de que momentos antes de entrar y registrar su domicilio, al percatarse de la presencia policial, el narcotraficante arrojó desde una ventana una bolsa de deporte en cuyo interior se encontraron tres bolsas con 950 gramos de cocaína en roca y varios paquetes de arroz, con el fin de desprenderse de la droga.

Los detenidos fueron puestos a disposición del juez, quien decretó el ingreso en prisión para cinco de ellos y libertad con cargos a la espera de juicio para el resto.

  Article "tagged" as:
  Categories: