Tres detenidos en l’Hospitalet por una ola de asaltos a ITV y estancos

diciembre 13 09:02 2015 Print This Article
Dos de los tres detenidos ingresaron en prisión

Dos de los tres detenidos ingresaron en prisión

Agentes los Mossos de la División de Investigación Criminal adscritos a la Unidad Central de Robos con Fuerza, han desmantelado un grupo criminal que se dedicaba a cometer robos con fuerza, principalmente en estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), en diversas localidades de Cataluña y de otras de España.

En el marco de una investigación iniciada en septiembre de este año, el pasado 28 de octubre de 2015 los Mossos detuvieron uno de los miembros del grupo, de 23 años, de nacionalidad italiana y vecino de Hospitalet de Llobregat y emitieron dos órdenes de búsqueda y detención policial para los otros dos componentes, de 30 y 35 años, de nacionalidad albanesa y vecinos también de Hospitalet de Llobregat. Agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Barcelona detuvieron estos dos integrantes del grupo el 2 de diciembre de 2015.

Tras pasar a disposición judicial, dos de los tres detenidos ingresaron en prisión y el otro quedó en libertad con cargos.




La investigación se inició cuando la Unidad Central de Robos con Fuerza obtuvo información sobre la actividad criminal de un grupo de ladrones con un alto grado de organización y especialización, que se dedicaba a cometer robos con fuerza en estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y en otras empresas o establecimientos comerciales como estancos.

De las pesquisas se desprendió que los ladrones utilizaban siempre el mismo modus operandi en todos los robos investigados, que en primer término consistía en desplazarse con su vehículo particular para seleccionar los objetivos a violentar. Una vez tenían claro cuáles eran los establecimientos que querían asaltar compraban las herramientas necesarias para asegurar el robo para, finalmente, realizar la búsqueda de vehículos con una gran capacidad de carga como furgonetas o pequeños camiones para sustraerlos y utilizarlos para cometer el robo.

Ya con el vehículo sustraído se dirigían hacia el local elegido para violentarlo y sustraían principalmente la caja fuerte o de otros productos como tabaco o licores, que se pueden vender fácilmente en el mercado negro.

El método delictivo empleado por los miembros del grupo criminal desmantelado era el empotramiento, aunque en algunos casos habían optado por otras tipologías como el butrón o la fractura de puertas y ventanas para poder acceder al interior de las empresas.

Los detenidos quedarán encausados ​​por nueve robos en empresas ubicadas en diferentes localidades de Cataluña y de España:

– Siete robos en estaciones de Inspección Técnica de Vehículos a, Granyanella (Segarra), Manresa (Barcelona), Sant Just Desvern (Barcelona), Vilanova i la Geltrú (Barcelona), Barbastro (Huesca) y Huesca.

– Uno en una empresa de bebidas de Sant Joan de les Abadesses (Ripollès), otro en un estanco de Lliçà de Vall (Barcelona) y uno, en grado de tentativa, en una empresa de Fogars de la Selva (La Selva)

Además, también se les ha encausado por cuatro robos y hurto de uso de vehículos, falsificación documental, delito contra la seguridad vial, delito de atentado y de resistencia y desobediencia grave a los agentes de la autoridad.