Detenidos los propietarios de una residencia de Castelldefels por estafar a los ancianos

enero 09 09:47 2016 Print This Article
La residencia ha sido clausurada y los ancianos trasladados a Gavà

La residencia ha sido clausurada y los ancianos trasladados a Gavà

Agentes de los Mossos de la Unidad de Investigación de la comisaría de Gavà detuvieron el pasado 28 de diciembre un hombre y una mujer, ambos propietarios de una residencia geriátrica de Castelldefels, como presuntos autores de un delito de estafa. Los detenidos, de 44 y 48 años, son de nacionalidad española y con domicilio en Begues y Gavà (Barcelona).

La investigación se inició el verano de 2015 cuando los investigadores recibieron una información que les alertó sobre la posibilidad de que los propietarios de la residencia hicieran cargos económicos muy superiores a las cuotas fijadas a residentes que no tenían familiares que los cuidaran directamente y que a la vez tenían solvencia económica.

Los investigadores se centraron en el análisis de los movimientos económicos de la sociedad limitada gestora del geriátrico y pudieron constatar la estafa.

“La información resultante de las investigaciones permitió elevar el número de víctimas hasta siete, con una cuantía mínima, fijada hasta el momento, de 41.000 euros estafados”, explican los Mossos. Los agentes pudieron constatar cobros de importes injustificados que en algunos casos multiplicaban por 15 el importe real de los servicios.

Finalmente, el 28 de diciembre se detuvo a la propietaria de la residencia de Castelldefelds y a su primo, responsables de la sociedad administradora de la residencia geriátrica. También se hicieron las entradas domiciliarias necesarias para recabar las pruebas penales, en las localidades de los detenidos, en  Begues y Gavà.

“No se descarta que a partir del análisis exhaustivo de la documentación decomisada, aumente el número de víctimas así como la cantidad económica defraudada”, explican desde el Departament d’Interior.


El juzgado instructor dejó en libertad con cargos a los detenidos, pero les ha retenido el pasaporte con la obligación de comparecer periódicamente ante la autoridad judicial y les ha prohibido acercarse tanto a la residencia como los abuelos perjudicados.

El Departamento de Bienestar Social de la Generalitat se ha hecho cargo de los residentes y les ha reubicado en otra residencia, en Gavà, después de que el geriátrico haya sido clausurado.

La investigación se ha centrado en el ámbito económico y se descarta cualquier tipo de falta de atención o cuidado hacia los abuelos.

  Article "tagged" as:
  Categories: