Cae una banda que cultivaba y vendía marihuana a clubes cannábicos

julio 29 07:51 2016 Print This Article
La policía ha recuperado 500 kilos de marihuana

La policía ha recuperado 500 kilos de marihuana

Una operación tutelada por un juzgado de Mataró ha permitido a los Mossos desmantelar una organización criminal especializada en el suministro de marihuana a clubes cannábicos del área metropolitana de Barcelona. El operativo, que se llevó a cabo el 4 de julio, ha permitido decomisar 500 kg de marihuana ya preparada y empaquetada para la venta al por mayor. En total, los agentes detuvieron a cinco personas como presuntas autoras de los delitos de tráfico de drogas, fraude en el consumo de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas. Tras declarar en sede judicial, el juez decretó el ingreso en prisión del líder de la organización y libertad con cargos para los cuatro restantes.

Algunos de los miembros de esta organización, explican los Mossos, ya fueron detenidos a finales del mes de abril por agentes de los Mossos de la misma área que desarticularon una organización criminal especializada en robos violentos en domicilios de empresarios. Esta organización criminal estaba relacionada con al menos dos robos violentos cometidos en Granollers y Sant Andreu de Llavaneres, aparte de los delitos de pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas y blanqueo de capitales.

Fruto de aquella investigación los agentes tuvieron conocimiento de que la organización criminal también se dedicaba al cultivo y venta de marihuana, por lo que iniciaron una segunda fase de la investigación, tutelada por el Juzgado de Instrucción núm. 4 de Mataró, que ahora ha culminado con la detención de estas cinco personas.

Las primeras investigaciones permitieron a la policía constatar que se encontraban ante una organización criminal que controlaba todo el proceso de cultivo y distribución de marihuana. Los destinatarios finales de esta droga eran, mayoritariamente, asociaciones cannábicas del área metropolitana de Barcelona.

La organización criminal, explican los Mossos, estaba dividida en cuatro estamentos bien diferenciados: El líder, un grupo de personas de este que cuidaban las plantaciones de marihuana, los vendedores a los clubes y las persones de estos clubes que vendían la droga al por menor.

“Con esta estructura se aseguraban no sólo la supervisión, control, recolecta y distribución de la marihuana, sino que también en fomentaba el consumo gracias a sus vínculos con las asociaciones cannábicas”, explican desde la policía catalana.

Con toda la información recopilada, los investigadores llevaron a cabo un dispositivo el 4 de julio pasado que culminó con la detención de cinco personas, cuatro miembros de la organización y una quinta vinculada a una asociación cannábica de Barcelona.

Paralelamente hicieron dos entradas y registros en dos casas de Matadepera, y decomisaron más de 500 kg de marihuana ya preparada y empaquetada para la venta al por mayor, hachís, un arma larga, un chaleco antibalas, unos 40.000 euros en efectivo y un vehículo de lujo. Aparte localizaron dos plantaciones hidropónicas de cannabis, una en cada casa.

Aunque los Mossos dan el grupo por desmantelado, no se descartan nuevas detenciones en los próximos días.


  Article "tagged" as:
  Categories: